Verano Keveran VI: Cadaqués y sus playas

Una semana más traemos un nuevo destino en Verano Keveran o #KeveranSummer, tan refrescantes y singulares como: los Arribes del Duero o la Garganta de los InfiernosEn esta ocasión, os traemos un espectacular destino, Cadaqués.


Cadaqués es una de las localidades más emblemáticas de la costa gerundense, así como el pueblo más oriental de la Península Ibérica, destacando por su autenticidad y singularidad, considerado por muchos como la perla de la Costa Brava. El nombre de Cadaqués proviene de la evolución de Cabo de Quers (cabo de rocas) debido principalmente, a la gran cantidad de rocas alrededor de la zona del Cap de Creus en la que se encuentra.

La primera referencia sobre Cadaqués en un documento escrito data del año 814, así como múltiples referencias en los años 974 y 1030 d.C., siendo en este último donde se menciona la existencia de las primeras pescaderías, viñedos, puertos y calas en esta zona de la Península. Durante los siglos XIII, XV y XVI el pueblo juega un importante papel dada su localización estratégica y la relevancia de su flota pesquera en estas zona de difícil acceso. Tanto es así, que en siglo XIX se desarrollan importantes industrias y fábricas dedicadas a la creación de productos alimentarios como las anchoas, atún, aceite de oliva o aguardiente.

A principios del siglo XX, numerosos artistas autóctonos y extranjeros llegaron a Cadaqués, atraídos por sus encantos y la belleza de su paisaje geológico. Algunos se establecieron de forma definitiva, como el célebre pintor Salvador Dalí, que inmortalizó el pueblo en muchas de sus obras y gracias a la cual en la actualidad se conserva la Casa Museo Salvador Dalí. Algunos artistas que también vivieron y disfrutaron de la localidad fueron Picasso Duchamp, además de escritores como Paul Eluard, su esposa Gala Federico García Lorca, así como también el famoso cineasta Luís Buñuel.

Playa Cadaqués

Finalmente, en los años 60, llegó el fenómeno del turismo que transformó al pueblo, así como a la industria y a sus habitantes, aunque manteniendo gran parte de su autenticidad gracias a su aislamiento geográfico. También se mantuvo intacto mucho de su patrimonio como el dialecto salado, las tradiciones cadaquesencas y la Iglesia de Sta. Maria. Pero lo que realmente ha perdurado intacto durante los siglos han sido las Playas de Cadaqués, de gran singularidad y belleza, únicas en la Costa Brava.

En el propio centro del municipio podemos encontrar las tres playas más conocidas: la Playa Grande, Portdugué Es Pianc, así como la cercana y preciosa Cala de Portlligart,  lugar donde se encuentra la famosa Casa Museo de Salvador Dalí.

Uno de los elementos más característicos de estas playas y calas son los cantos rodados y las rocas. Éstas ultimas poseen formas muy curiosas, hasta el punto de que los mismos habitantes, han bautizado, con nombre de animales, de aquí que se hable del camello, del águila o la tortuga, refiriéndose a ciertas rocas del Cabo de Creus

En definitiva, Cadaqués es para quién viene de vacaciones, como su casa con paz y tranquilidad, pero son muchas las sensaciones, experiencias y valores que el pueblo ofrece y transmite al visitante.

Esperamos que disfrutéis de este precioso pueblo costero.

Un saludo, David.


Imagen Cabecera:  Flickr – Adolfo PM | Imagen Principal: Flickr – David Tubau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *